Seleccionar página

El Síndrome de Apnea e Hipopnea durante el sueño (SAHS) es de suma importancia hoy en día, debido a que en numerosos estudios y trabajos han llegado a la conclusión que es un factor de riesgo en accidentes tráfico. Es importante conocer que existen un gran número de pacientes sin diagnóstico y tratamiento, por lo tanto, se busca tener mayor conocimiento de dicha enfermedad para encontrar soluciones a este importante problema de salud pública. Además, otras especialidades p.ej Cardiología,  dentro de su protocolo de estudio y manejo de sus pacientes, tienen en cuenta este trastorno como un factor importante de riesgo cardiovascular.

Como ya lo he mencionado en otro artículo, https://www.doctorcristiansanchez.com/que-es-el-sindrome-de-apnea-hipopnea-del-sueno/, el SAHS cursa con algunos síntomas como el ronquido, las pausas respiratorias durante el sueño, la excesiva somnolencia diurna, la dificultad de concentración, etc. Teniendo en cuenta que estos dos últimos síntomas empeoran en situaciones monótonas como conducir en autopistas, carreteras y autovías; los conductores con SAHS tienen un mayor riesgo de accidentes de tráfico. Si a esto añadimos el aumento del sobrepeso y la obesidad, podemos decir que representa un problema de salud pública que debemos tener en cuenta tanto los pacientes como los médicos tratantes. La obesidad es uno de los factores principales que tiene relación con el SAHS, no solo por su papel en la etiología y el riesgo de muerte súbita, sino también por su incremento en la prevalencia.

Es importante acudir a un especialista en medicina del sueño cuando podemos llegar a pensar que presentamos un SAHS, para disminuir el riesgo de accidente no sólo en nosotros, sino también en el de las otras personas que conducen. El método diagnóstico de elección es la polisomnografía nocturna (PSGn) vigilada en una unidad de sueño. Esta prueba consiste en la colocación de una serie de electrodos en la cabeza, cara, cuello, tórax y piernas para dar información importante del paciente durante el sueño.

De las diversas opciones terapéuticas que existen para el SAHS, la Presión de Aire Positiva y Continua nasal (CPAP) es el método de tratamiento de elección más eficaz que existe hoy en día.

Así, el SAHS es un problema de salud pública con gran magnitud que exige una mayor atención por parte de todos para mejorar la situación de cada paciente y disminuir el riesgo de accidentes de tráfico porque dormir sano es dormir bien. Si necesitas más información no dudes en ponerte contacto conmigo.