La apnea del sueño podría aumentar el riesgo de demencia.

Aquí estamos comenzando el año 2015 con firmeza y más noticias de nuestro interés, por lo que este nuevo año lo inauguro con un tema relevante, que afecta a muchas personas y que en ocasiones no le dan la importancia que se merece.

Un estudio realizado por médicos del VA Pacific Islands Health Care System, ha encontrado y sugiere, que concentraciones bajas de oxígeno y dormir menos profundamente, podrían ser factores de contribución a cambios en el cerebro que pueden preceder a la demencia en adultos mayores.

Los objetivos de este estudio fueron determinar cómo los trastornos respiratorios del sueño, la hipoxemia nocturna (bajas concentraciones de oxígeno en sangre durante la noche) y cambios en la estructura del sueño en la población mayor, pueden llegar a estar relacionados con los cambios neuropatológicos de la demencia. De forma concreta, los investigadores examinaron lesiones cerebrales (microinfartos; infartos lacunares, que son lesiones de pequeño diámetro localizadas en zonas profundas del encéfalo; atrofia cerebral generalizada, etc) luego de realizar autopsias cerebrales en 167 participantes con una edad media de 84 años, quienes fueron sometidos a un estudio polisomnográfico entre los años 1999-2000 y fallecieron en el 2010, lo que significa 6,4 años desde que se practicaron el examen.

Alrededor de un 25% de los pacientes que mostraban concentraciones bajas de oxígeno en sangre, tenían mayores probabilidades de sufrir microinfartos cerebrales en comparación con los sujetos que presentaban niveles más altos de oxigeno (OR: 3,88 IC: 1,10-13,76). De igual forma, quienes presentaban en el registro polisomnográfico menos tiempo de sueño de ondas lentas (sueño profundo y reparador) tenían la tendencia a demostrar atrofia en el tejido cerebral.

Es relevante resaltar que a la fecha existe alguna evidencia que demuestra que, las personas que siguen un tratamiento para la apnea del sueño puede mejorar su rendimiento cerebral y cognitivo; sin embargo no hay un claro conocimiento de que, si al aumentar las concentraciones de oxigeno durante el sueño, se protege o disminuye el proceso de deterioro mental.

Como conclusión, este estudio refleja que las bajas concentraciones de oxigeno nocturnas y una disminución del sueño profundo y reparador, tienen un factor principal en el desarrollo de microinfartos y atrofia cerebral, no obstante no se encontró asociación para las lesiones del Alzhaimer y la Demencia de los Cuerpos de Lewy (otra de las enfermedades o síndrome degenerativo y progresivo del cerebro).

Luego de analizar esta información, es importante que tengas en cuenta que la apnea del sueño puede traerte consecuencias perjudiciales para salud, por lo que hay que tomar conciencia y actuar ya! No dudes en preguntarme cualquier inquietud al respecto. Estoy aquí para compartir mis conocimientos y experiencia con todas aquellas personas que padecen alguna enfermedad que se encuentre en el rango de la Neurofisiología Clínica.

Buena salud!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies