Seleccionar página

Actualmente la migraña es uno de los dolores de cabeza más frecuentes en la población y por el que muchas personas consultan a su médico. Es consecuencia, entre muchas otras, del estilo de vida que llevamos hoy en día, la actividad constante, el trabajo, el estudio, el gimnasio, los proyectos personales, la familia, etc….realmente en el día a día no paramos!!!! y nuestro cerebro tampoco por lo que se extralimita llegando a producir este dolor de cabeza que afecta nuestra salud mental, física y por lo tanto, nuestra calidad de vida.

Es de importancia conocer, según cifras de la Sociedad Española de Neurología (SEN), que en España la migraña afecta a más de 3,5 millones de la población adulta, y su prevalencia se encuentra entre el 12 al 13%, reportando en la mujer cifras más elevadas entre el 17 al 18% aproximadamente. La migraña aqueja sobre todo al adulto joven aunque también afecta a niños, adolescentes y en menor medida, a otras edades.

Después de esta pequeña introducción, me gustaría comentarles un caso que se presentó en el servicio de Neurofisiología Clínica durante mi residencia. Se trata de una chica de 30 años que padecía de migraña hacía tiempo atrás y en el último período había estado presentando intensidad en los episodios. Ella consultó al servicio de Neurología por un fuerte dolor de cabeza y lagrimeo del ojo por lo que fue remitida a nuestro departamento para realización de pruebas neurofisiológicas. Un electromiograma (EMG), con la sospecha de que tuviera al mismo tiempo un espasmo de la mitad de la cara (espasmo hemifacial), y la prueba del reflejo de parpadeo (Blink-Reflex), con la que se observa si hay una mayor excitación en una de las áreas del cerebro como es el tronco cerebral. Se estimuló un nervio para observar si varios núcleos de diferentes nervios que están ubicados en esta área del cerebro, se encontraban excitados y al mismo tiempo correlacionados con los signos y síntomas que presentaba esta persona en ese momento. De esta manera pudimos diagnosticar mediante las diferentes pruebas neurofisiológicas realizadas durante una crisis de migraña, que la paciente padecía de una gran excitación en un área del cerebro (tronco cerebral) y posiblemente fue causada por la fuerte migraña que padecía y además estaba afectando a los músculos de la mitad de su cara.

Esta historia, una entre millones, se las comento porque debemos prestarle atención a lo que nos ocurre; es increíble saber que hay tantas personas que sufren de algún tipo de dolor de cabeza, y entre un 20 al 25% nunca lo ha consultado con el médico y un 50% abandona el seguimiento tras las primeras consultas. Asimismo, según las estadísticas, los dolores de cabeza están infravalorados y pensamos que con un medicamento lo tratamos y que esto es suficiente, pero lo cierto es que tener problemas de dolor de cabeza puede afectar a tu día a día, a tu desarrollo laboral, a tener una vida normal, y si no lo tratamos adecuadamente (tratamiento integral), se puede llegar a tener complicaciones como depresión, ansiedad, insomnio, entre otros problemas de salud.

Hoy vengo con este post porque me parece interesante compartirlo contigo, ya que no estamos exentos a sufrir este tipo de enfermedad y por eso estoy aquí, para contarte experiencias y aportar información dese mi especialidad, aunque también para decirte que no debes tener miedo o pereza de ir a al médico, ve y cuéntale lo que te pasa, ante todo somos seres humanos y hacemos esto por vocación.

Por último, te animo a que si estás diagnosticado de migraña o piensas que puedes padecerla, no dudes en contactar con tu médico para que te ayude a resolver el problema. Además, si presentas problemas de sueño desencadenados por este trastorno, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Un saludo y feliz día.

Gracias por realizar tu lectura.