Médico especialista en Neurofisiología Clínica. Medicina del sueño


  Contacto : (+34) 680-306-947

Todos los post en la categoría: Trastornos del sueño

Síndrome de Apnea e Hipopnea durante el sueño (SAHS) y el riesgo de accidente de tráfico

El Síndrome de Apnea e Hipopnea durante el sueño (SAHS) es de suma importancia hoy en día, debido a que en numerosos estudios y trabajos han llegado a la conclusión que es un factor de riesgo en accidentes tráfico. Es importante conocer que existen un gran número de pacientes sin diagnóstico y tratamiento, por lo tanto, se busca tener mayor conocimiento de dicha enfermedad para encontrar soluciones a este importante problema de salud pública. Además, otras especialidades p.ej Cardiología,  dentro de su protocolo de estudio y manejo de sus pacientes, tienen en cuenta este trastorno como un factor importante de riesgo cardiovascular.

Como ya lo he mencionado en otro artículo, http://www.doctorcristiansanchez.com/que-es-el-sindrome-de-apnea-hipopnea-del-sueno/, el SAHS cursa con algunos síntomas como el ronquido, las pausas respiratorias durante el sueño, la excesiva somnolencia diurna, la dificultad de concentración, etc. Teniendo en cuenta que estos dos últimos síntomas empeoran en situaciones monótonas como conducir en autopistas, carreteras y autovías; los conductores con SAHS tienen un mayor riesgo de accidentes de tráfico. Si a esto añadimos el aumento del sobrepeso y la obesidad, podemos decir que representa un problema de salud pública que debemos tener en cuenta tanto los pacientes como los médicos tratantes. La obesidad es uno de los factores principales que tiene relación con el SAHS, no solo por su papel en la etiología y el riesgo de muerte súbita, sino también por su incremento en la prevalencia.

Leer más

Consideraciones sobre el consumo de carne y el riesgo de cáncer según la OMS…efectos de la comida en el sueño

Actualmente, hay una noticia que ha generado una gran revolución en el mundo entero, noticia que ya sabíamos desde hace mucho tiempo pero que antes no había generado tantas reacciones como hasta ahora, se trata de un informe publicado por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) que habla de los efectos de la carne procesada y el riesgo de generar cáncer colorrectal (cáncer de colon y recto). Por lo tanto, los resultados encontrados por el CIIC, confirman lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya había declarado a través de un comunicado en el año 2002, en el que se aconsejaba que la población mundial moderase el consumo de conservas de carne para reducir el riesgo de cáncer. Aquí les dejo el enlace en la página de la OMS de la noticia en español. http://www.who.int/mediacentre/news/statements/2015/processed-meat-cancer/es/.

Por lo anterior y teniendo en cuenta que la alimentación es realmente importante para nuestras vidas, y debido al efecto que ha generado esta noticia, quiero aprovechar para hablarles sobre los efectos de la comida sobre el sueño; tema que es importante valorar para tener un sueño más tranquilo y un mejor descanso nocturno. En anteriores publicaciones hemos mencionado que una de las normas de higiene de sueño, es tratar de no cenar demasiado y que entre la cena y la hora de irte a dormir hayan transcurrido al menos 3 horas aproximadamente. El hecho de cenar liviano hace que no tengamos dificultad con la digestión y como resultado no hayan problemas con el sueño, pero la idea tampoco es irnos a la cama con sensación de hambre porque luego vamos a tener inconvenientes con la conciliación del sueño. Por lo que, las comidas con alto contenido de grasas o proteínas tomadas cerca a la hora de irnos a la cama pueden traernos dificultades para dormir y hacernos tener una “mala noche”. No obstante, hay alimentos que contienen triptófano y calcio que pueden generar somnolencia como la leche caliente, el queso (siempre y cuando no tengamos intolerancia a la lactosa, ya que en vez de ayudarnos podría perjudicar nuestro sistema digestivo y llevarnos a sentir malestar general), el tofu; alimentos que podrían tener efecto positivo sobre el sueño.

model-991420_640

Al hilo de lo anterior, quiero nombrar algunos alimentos que debemos evitar para poder tener un sueño placentero y reparador:

* Carnes rojas, estas contienen demasiadas grasas y proteínas, y hacen que tu cuerpo en vez de estar preparado para el descanso tenga que digerir lentamente los alimentos.

* Chocolate, helados, estos contienen alto contenido de grasa, además de activarnos por la presencia de azúcares que nos altera y nos dificulta relajarnos y prepararnos para dormir.

* Legumbres, al consumir este alimento nuestro cuerpo genera una serie de enzimas para poder digerirlo y si no estamos habituados a ingerir legumbres los niveles de esta enzima son pequeños y trae como consecuencia una difícil digestión.

Por todo lo anterior y teniendo en cuenta lo que nos lleva diciendo el CIIC y la OMS hace ya varios años, es importante saber que para poder acostarnos por las noches y descansar, debemos llevar una buena alimentación que aportará una correcta digestión y nos ayudará a relajarnos y mantener un sueño optimo y reparador para así poder levantarnos al día siguiente como nuevos y dispuestos a afrontar un nuevo día lleno de vitalidad.

Espero que toda esta información haya sido de mucha ayuda y recuerden dormir sano es dormir bien.

Leer más

¿Sabes cuál puede ser una de las causas de tu mal estado de ánimo?

Todos en algún momento de nuestras vidas no hemos conseguido dormir de forma adecuada. Un sueño de mala calidad puede ser la queja  de un sueño no reparador, por lo que al levantarnos sentimos que no hemos descansado a pesar de haber dormido las horas suficientes.

Una de las medidas de higiene de sueño es dormir entre 7 y 8 horas diarias pero a veces esto no aplica para todas las personas. ¿Cómo podemos diferenciar las variaciones normales del sueño y los problemas de insomnio?

Las horas de sueño para cada persona pueden variar de forma considerable. Así, hay personas que con 5 o 6 horas de sueño diarias se sienten descansadas, a estas personas se les denominan “dormidores cortos”.  Por otra parte, están las personas que necesitan más horas de sueño, de 7 a 8 horas, para levantarse descansadas. Muchas veces los “dormidores cortos” tienen  preocupación por su sueño, pero a diferencia de lo que ocurre en el insomnio, no presentan dificultad para quedarse o permanecer dormidos. Además, no demuestran síntomas de irritabilidad, dificultades de concentración o cansancio durante el día. Asimismo, estas personas en ocasiones, al tratar de tener un mayor descanso, pueden llegar a permanecer largos periodos de tiempo en la cama (mala higiene de sueño) teniendo como resultado patrones de sueño similares a los de una persona con insomnio. En consecuencia, esto podría generar sensaciones de mala calidad y cantidad de sueño.

Por otro lado, a medida que vamos envejeciendo nuestra cantidad y calidad de sueño van variando. También,  hay situaciones complicadas en nuestras vidas que pueden llegar a causar alteraciones en nuestro sueño, por lo que es importante acudir a un especialista cuando tengamos cualquier problema que pueda afectar nuestro descanso. Pero, ¿Qué supone no llegar a tener un sueño reparador?. Una de las causas, como lo comentaba anteriormente, puede ser algún acontecimiento personal que nos altere, llegando a hacernos sentir ansiosos, agotados y estresados por no dormir en condiciones favorables. Por lo tanto, la falta de sueño tiene una serie de sucesos que afectan directamente a nuestro estado de ánimo. Uno de los más llamativos es la irritabilidad, gran parte de lo que sucede a nuestro alrededor nos enfada y a veces cosas mínimas nos puede hacer irritar en exceso. Nuestro estado de ánimo también puede verse afectado al encontrarnos con sensación de tristeza, fatiga, por lo que podemos experimentar labilidad emocional y tener dificultad para hacer frente a nuestras emociones y situaciones de nuestra vida cotidiana. Además, nuestra atención disminuye, tenemos imposibilidad de una adecuada concentración y en ocasiones, somos incapaces de tomar decisiones de forma correcta.

Para esto, debemos tener presente que existen diferentes maneras de ayudar a tu mente a relajarse, como hacer ejercicio, tener algún hobby que te quite de la mente aquellos pensamientos preocupantes que te trastornan y te afectan; y claro, siempre está la ayuda profesional que te guiará y enseñará a sobrellevar ciertas situaciones sin tener que afectar tu vida y la de los demás. También, sigue siendo muy importante, aprender a optimizar nuestra forma de dormir, conociendo nuestras costumbres a la hora de irnos a la cama. Por lo tanto, es indispensable realizar las medidas de higiene de sueño para un sueño reparador.

No olvides que aquí estoy para ayudarte. Dormir sano es dormir bien

Leer más

La importancia de conocer el trastorno de conducta del sueño REM

Imagen de Wikimedia Commons Por User:Guy Courtois (User:Guy Courtois personal data) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) undefined CC BY 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)]

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/1/1f/Tendence_d%27enregistrement_-_apn%C3%A9e_du_sommeil.png

Buenos días a todos! Regreso de nuevo para contarles información importante y que espero que sea de mucha ayuda.

El sueño es un estado fisiológico necesario para una autorregulación y reposo de nuestro organismo. Existen distintas fases del sueño, entre las que se encuentran: la fase 1 que es un estado de adormecimiento, luego la fase 2 que corresponde al sueño ligero, las fases 3 y 4 que se caracterizan por un sueño profundo y por último, encontramos la fase REM (Rapid Eye Movement), también llamada fase de movimientos oculares rápidos.  En esta fase es cuando nos encontramos más relajados, aunque es fácil despertarnos. Su inicio es aproximadamente una hora y media después de habernos dormido y se caracteriza por respiración rápida, discreto incremento del ritmo cardíaco, excitación sexual y fenómeno de ensoñación (serie o sucesión de imágenes y sucesos que se imaginan mientras se duerme y que se perciben como reales).

El trastorno de conducta del sueño REM (TCSR) se caracteriza por actividad física violenta vigorosa, pesadillas y presencia de tono muscular durante el sueño REM (normalmente hay ausencia de tono muscular en esta fase). Por lo general, se presenta en personas mayores de 55 años y en las últimas publicaciones se ha demostrado que no solo es una alteración del sueño sino que, en muchos casos es la manifestación de una enfermedad neurodegenerativa como la enfermedad de Parkinson y la demencia de los cuerpos de Lewy.

En este trastorno, los sueños suelen tener un contenido desagradable entre los que se incluyen: discusiones, golpes, chillidos, peleas, persecuciones, robos, ataques de animales y caídas por precipicios. Por lo general en el sueño la persona suele ser agredida. Estas conductas suelen ser  referidas por el compañero de cama y muchas personas no acudirían a un especialista sino fuera por su pareja.

Se mejora con tratamiento médico, medidas de higiene de sueño y tratamiento multidisciplinar.

Espero que esta información haya sido mucha de ayuda y si en algún momento necesitan consultarme algo, no duden en hacerlo. Hasta pronto! #dormirsano_domir bien#

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies